domingo, 28 de enero de 2018

Comunicado del Espacio Masónico Argentino ante los eventos de Venezuela



El Espacio Masónico Argentino, que integran el Gran Oriente Federal de la República Argentina, la Jurisdicción Argentina de la OMMI Le Droit Humain y el Gran Oriente del Norte Argentino, expresan su profunda preocupación por acontecimientos no esclarecidos ocurridos en la República Bolivariana de Venezuela, desde dónde se denuncian las dudosas circunstancias de la muerte del Q.´. H.´. Óscar Pérez, un piloto y ex policía que se había sublevado contra el gobierno de ese país y que fuera abatido en un enfrentamiento con fuerzas del Estado en un barrio de Caracas.

Diferentes Potencias Masónicas como organismos humanitarios a nivel internacional han puesto de relieve que podría haber ocurrido un fusilamiento luego de su supuesta rendición, pero la información no es clara ni está disponible y es necesario reclamar luz sobre ello.

Pérez fue expulsado de la Gran Logia de Venezuela el último 9 de enero argumentando graves faltas de conducta con la institución, en tanto se encontraba en la clandestinidad desde junio del año pasado y encabezaba un grupo sedicioso que había robado un helicóptero militar con el cual habían atacado la sede del Tribunal Supremo de Justicia y otras dependencia militares, cuidándose de causar la muerte de otros seres humanos en dichos ataques.

Si bien la Masonería Universal no debería abordar en sus trabajos temas de índole política, religiosa o de conciencia, no puede permanecer indiferente ante este asunto que motiva una preocupación legítima y que impone el necesario reclamo de esclarecimiento de lo sucedido en virtud de que podrían haberse vulnerado los derechos de Pérez y otras personas que lo acompañaban, con lo que esto implica para nuestros amados conceptos de la Libertad, Igualdad y Fraternidad.

El tema es en esencia político, pero no partidario, e impacta en lo profundo de las convicciones que nos atan a la Institución ya que alude a la supuesta falta de respeto de los derechos humanos a la vida, al acceso a la justicia, etc., en este caso de los Hermanos y el pueblo de Venezuela, como podría suceder para otros que se encuentran esparcidos por la faz de la Tierra.

También protestamos y nos ponemos alertas ante versiones periodísticas que actualmente un sector de la inteligencia militar de ese país estaría realizando un censo de Logias y masones, además de que se ha denunciado que allanan Logias e incautan documentación de ellas, lo que de ser cierto daña aún más derechos fundamentales de las personas, como los de reunión, de asociación, de libertad de conciencia, etc., por lo que si estuviera pasando debería cesar de inmediato en homenaje a la dignidad humana y los derechos inalienables de los perjudicados.

Somos conscientes que la actividad de la Masonería solo puede desenvolverse en el marco del afianzamiento de los valores de la República, en el respeto a las minorías, en la vigencia plena de los derechos humanos y en la absoluta libertad de conciencia y expresión. Cualquier actividad que apunte a limitar, cercenar o prohibir la esencia misma de estos valores, que es la esencia de la democracia, pertenece al campo del oscurantismo, la ignorancia y el fanatismo, factores estos que determinan el ascenso de las tiranías y la conculcación de las libertades públicas.

El Espacio Masónico Argentino continuará analizando preocupada y atentamente esta circunstancia y reclamando el cese de cualquier acción que implique violencia, vulnerar la autonomía y la discreción de los talleres masónicos que en toda instancia se declaran respetuosos de las instituciones en cada país que actúan de acuerdo a los principios democráticos y republicanos.

Enero de 2018